SEA

Noticias

 

La Sociedad Española De Arteriosclerosis (SEA) difunde un menú cardiosaludable para las fiestas de navidad

FECHA DE PUBLICACIÓN: 17/12/2018

Se basa en las virtudes de la dieta mediterránea y ha sido elaborado por el chef vasco Eneko Atxa, que acaba de recibir su quinta estrella Michelin

La Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA), en colaboración con el prestigioso chef vasco Eneko Atxa, difunde una propuesta de menú para las fiestas de Navidad que, además de sabroso, es cardiosaludable. Es decir, tiene en cuenta los principales factores de riesgo cardiovascular como son la hipertensión arterial, la diabetes, la hipercolesterolemia (aumento de colesterol), etc. El objetivo de la SEA es insistir, una vez más, en la difusión entre la población del conocimiento de las enfermedades cardiovasculares y las medidas para prevenirlas, siendo la alimentación una de las principales.

Cuatro platos para disfrutar

Nuestro menú navideño cardiosaludable incluye 4 platos variados que siguen las bases de la dieta mediterránea.

La propuesta de Eneko Atxa para estas fiestas empieza con una sopa de cebolla que se servirá a modo del consomé tradicional que suele dar inicio a las comidas de Navidad. Seguiremos con unas deliciosas almejas al vapor con patatas, unos muslos de pollo asados con crema de zanahoria y, de postre, una ensalada de uvas. En la sección de Recetas Cardiosaludables de la web de la SEA encontraréis desarrollado este menú de Navidad completo, con el paso a paso de cada plato para su elaboración, así como sus valores nutricionales.

Se trata de un menú que suma, entre los 4 platos, solo 834 kcal por persona, 88,3 mg de colesterol y poco más de 31 gr de grasa. Aporta 15,89 gr de fibra dietética, 34,71 gr de proteína y 91,9 gr de hidratos de carbono.

Evitar los excesos

Una comida clásica navideña, con sus aperitivos abundantes, primeros, segundos, postres, turrones, frutos secos y bebidas alcohólicas suma fácilmente más de 2.000 kcal por persona. Si tenemos en cuenta que las necesidades calóricas diarias para un hombre adulto sano son de 2.000 a 2.500 kcal, y de 1.500 a 2.000 para la mujer, podemos comprender los excesos que se suelen cometer en estas fechas, y que pueden convertirse en un enemigo cardiovascular.

Consejos cardiosaludables

Además de respetar la dieta mediterránea con menús similares al propuesto anteriormente, la SEA insiste en otros consejos para minimizar los excesos navideños que, en personas con un importante riesgo cardiovascular, pueden llegar a causar muerte cardiovascular: infarto o accidentes cerebrovasculares.

El alcohol es uno de los elementos clave: en caso de tener problemas cardiovasculares o para prevenirlos, lo mejor es no consumir alcohol o hacerlo con moderación. Se pueden iniciar las comidas con agua o refrescos sin azúcar, y dejar el vino o el cava para los platos principales o el postre. Y mejor prescindir de licores de sobremesa y combinados.

La SEA también recomienda no abandonar el ejercicio físico durante las fiestas, que puede ser tan sencillo como caminar a buen ritmo o ir en bicicleta durante 30 minutos al menos 5 veces por semana.

Igualmente importante es mantener un buen ritmo de sueño. En caso de trasnochar por las celebraciones, la SEA recomienda recuperar horas de descanso durante la siesta. Y es que dormir al menos 7 horas mejora la salud cardiovascular.

Tomárselo en serio

Acabadas las fiestas, hay que volver a una dieta rica en verduras y frutas, legumbres, pescado azul y cereales integrales, y revisar el peso por si se ha descontrolado. Además de retomar las revisiones periódicas de los principales factores de riesgo en su médico de familia.

Es importante tomarse en serio estas recomendaciones ya que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), de aquí a 2030, casi 23,6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Se prevé que estas enfermedades sigan siendo la principal causa de muerte en el mundo.

La actividad física, el consumo de tabaco y el patrón de alimentación son tres aspectos clave en la prevención de estas patologías, que el paciente puede modificar directamente. En este sentido, el documento de recomendaciones “El estilo de vida en la prevención cardiovascular”, a cargo del grupo de trabajo de Nutrición y Estilos de Vida de la SEA, es un documento científico muy riguroso que aborda la relación de los hábitos nutricionales y de vida con las enfermedades cardiovasculares. Este importante estudio será presentado públicamente en enero de 2019.